Son Rompe Pera llevó su Cumbia Punk al Lunario

El pasado 22 de abril la banda originaria de la colonia Ramos Millán de Azcapotzalco, transformó el Lunario del Auditorio Nacional en el lumbarrio, con su primera presentación en este escenario y estrenando su disco, el Chimborazo.

Son Rompe Pera es una agrupación compuesta de dos familias, por los fundadores, los jóvenes hermanos cumbieros Jesús mejor conocido como Kacho, Alan conocido como Mongo y Ángel conocido como Kilos; y lo primos Rulas y Richi.

La banda ha revolucionado la escena de la cumbia en los últimos años, proponiéndonos este género como una vertiente del punk y abonando con los sonidos de la marimba.

Pese a que todos los integrantes han vivido de y para la música es hasta 2017 que se consolidan como un grupo y a partir de ese año a la fecha su carrera ha dado un giro vertiginoso dentro de la escena internacional.

Una noche de fiesta e invitados especiales en el Lunario.

Acudimos al concierto llenos de dicha por poder escuchar en vivo y a todo color a una banda en extremo prometedora, gracias a su diversidad instrumental y energía depositadas en cada una de sus canciones. Lo anterior sumado a su soltura y libertad en el escenario, despojada de cualquier pose o actitud tendenciosa.

Abrieron su presentación con el cover al gran Mike Laure Cumbia Buena, lo que provocó que los asistentes empezaran con la euforia del baile y continuaron con Selva Negra. Después, para tocar la canción Batuco Son, les acompañó desde Colombia el grupo Frente Cumbiero, a quienes presentaron con mucho cariño por la colaboración en la grabación de su nuevo disco.

Tras la presencia de los sonidos de viento y la psicodelia del Frente Cumbiero, los Son Rompe Pera continuaron con la canción Frente y para Muerta del Amor fueron acompañados con los tambores, cantos, cumbia y bullerengue de la banda femenil Apilá!.

Después de tocar la canción Proteus siguieron con Tamal en compañía de las percusiones y acordeón del dúo Cumbia con Loop, y la voz de la rapera La Gallo, quienes acompañaron a los estelares a lo largo de varias de las canciones restantes como Cumbia pa tu Madre, Toño y el Demonio, Chata y Chico Migraña.

Claramente el slam y la rueda de baile no podían faltar por lo que el público generó su propia dinámica de fiesta cantando el título y coro de la canción Cumbia is the new punk.

Para casi el final de la noche, el resto de las canciones provocaron que en varios rincones se pudieran ver parejas bailando y sacando sus mejores pasos, convirtiendo al lunario en un salón de baile mientras sonaban Chuchos Suaves, Chucha y Pajaro / caballito / Pelones.

Cuando todo parecía terminar y tras abandonar un par de minutos el escenario Los Rompe Pera regresaron con las canciones Chimborazo, Mi Vida Sin y su cover a Celso Piña,Reina de Cumbias. Pese a llevar 18 canciones tocadas, al público no le fue suficiente y tras el conver a Celso, que había sido la última canción, el público insistió mucho. Después de los gritos y peticiones de los asistentes varios de los invitados se subieron al escenario y acompañaron a los Rompe Pera para cerrar su concierto con No hay Novedad.

Este concierto en el Lunario me rompió la visión sobre lo que se puede escuchar en este escenario, hasta ahora no había disfrutado tanta soltura y libertad cultural, tanto de sus exponentes como de los asistentes, sin poses o ánimo de lucirnos por una fachada estilizada o bien vista.

Los Rompe Pera permitieron que con su presentación muchos pudiéramos apropiarnos de ese espació para escuchar un concierto no sólo de pie y mirando al frente del escenario, los asistentes lo hicimos del único modo en el que se puede escuchar y sentir la cumbia, bailando.

Algunos datos de Son Rompe Pera.

Los hermanos que fundaron esta banda son hijos de José Dolores, El Batuco percusionista y marimbista quien trabajaba como músico de grupos versátiles y quien gracias a su oficio abono al estilo de esta banda.

El nombre de la banda, Son Rompe Pera es un juego de palabras que el señor José Dolores creo y que se compone así: Son por el gusto por el son cubano, Rompe por los catorrazos que les daba su esposa a sus hijos y Pera de Esperanza (esposa y mamá de los hermanos Dolores).

Las influencias musicales

La construcción musical de esta banda está influenciada por la cumbia colombiana, música chicana, la Marimba Cuquita, Súper Grupo Colombia y los Hermanos Pedraza.

Parte del crecimiento profesional de Son Rompe Pera derivó de la mancuerna que surgió de una tocada en el Mercado de la Lagunilla y un encuentro fortuito con El Timo, representante del grupo Chico Trujillo. Dicho encuentro abrió nuevos caminos para la banda y les permitió recorrer diferentes escenarios con grandes iconos de la música como Celso Piña.

Por todo lo anterior, no nos queda más que desear que esta banda se mantenga en esencia y presencia por mucho tiempo y continué proponiéndonos música que nos incite a bailar y disfrutar.

Compartir nota

MENÚ

PROYECTOS