‘Lilo, Lilo Cocodrilo’, llega a las salas de cine

Este 27 de octubre llega a todas las salas del país la película estelarizada por Javier Bardem y un particular cocodrilo cantor. 

Con este film encontramos una nueva faceta de Bardem, quien nos ha demostrado gran parte de su calidad actoral en películas como Carne Trémula y Sin Lugar Para Los Débile, vinculadas al drama y acción.En esta ocasión podremos apreciar su primera aparición en una película musical y para niños.

La primera película musical de la que soy consiente es Mary Poppins. Me recuerdo mirando el televisor voluminoso (muy diferentes a los de ahora), de pie y a un costado, cambiando los canales, oprimiendo los botones debajo de pantalla y encontrando por casualidad esta pelicuala. Entre 1999 y los 2000 era muy común que pasaran en los canales públicos el cine de oro mexicano y algunos hits del cine producido en Hollywood, en particular clásicos de los sesentas. 

Quizá, lo que más me cautivo de la película protagonizada por Julie Andrews (de quien años más adelante vería otro grandioso musical, Víctor/Victoria), no fue solamente el increíble vestuario que portaba, pues justo a finales de ese siglo era prácticamente imposible verlo en las calles. También, fue la espectacular forma de bailar de los personajes principales, pues lo hacían entre los techos de los suburbios ingleses. Otro asunto que me resultaba muy novedoso, era que una persona se dedicara a limpiar chimeneas, quizá porque no las conocía; también que, pese a estar lleno de ceniza y hollín, tal sujeto no parara de bailar y cantar. La danza, paisajes y alegría desbordada con radiantes sonrisas me hacía sentir como ellos, que quería verme como esos niños bailarines y que quería ser parte de esa fantasía.  

Entonces, los musicales de fantasía, tienen enormes desafíos para sumergimos en una ficción que además pueda cantarse. Creer que alguien pueda enfrentar los retos de la vida mientras canta la mayor parte del tiempo puede ser algo muy complicado, no siempre se logra proyectar esa ficción sin caer en la duda de que eso es un poco más que imposible. 

En esta ocasión para el público infantil llega una opción que también muestra un nuevo desafío, del que sale bien librado el actor principal. Podrán encontrar en pantalla a un bailarín de tap y otros estilos musicales, recorriendo las calles, restaurantes y algunos edificios icónicos de Nueva York con algunos elementos clásicos del teatro musical y de películas clásicas como Mary Poppins. Momentos conmovedores entre Héctor P. Valentin (Javier Bardem) y Lilo Lilo Cocodrilo, quienes emprenden una aventura personal que les permite explorar sus habilidades, amor y cuidado a la familia y amigos; así como momentos de diversión y aventura con otros cómplices que se suman a la trama. 

Pese al renombrado reparto que participa, Shawn Mendes (Lilo), Scoot Mc Nairy, Brett Gelman y Javier Bardem, es el último quien encabeza por mucho el valor del film. También, destaca la calidad visual y de animación para no temer al bello e imponente reptil y enternecernos con sus experiencias.

Acudan a las salas de cine esta última semana de octubre, para ver las aventuras del Lilo y sus amigos, y quizá, cuestionarse sobre la forma en la que desean alcanzar sus sueños y poner en práctica sus talentos. 

Compartir nota

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin