Emocionante buceo en Islas Secas: un safari marino en un lugar exclusivo

Bucear en el Golfo de Chiriquí permite descubrir uno de los ecosistemas marinos más abundantes y menos explorados del planeta. Al igual que en un verdadero safari marino, con más de 20 parajes de buceo en todo el archipiélago protegido, así como en el mundialmente famoso Parque Nacional Coiba, Islas Secas ofrece a sus huéspedes diferentes niveles de experiencias de buceo, ya sea para expertos o familias en su primera experiencia.

Islas Secas, una reserva de lujo también conocida como ‘El secreto mejor guardado de Centroamérica’, tiene una clara misión de conservación y sustentabilidad.

Ofrece a sus huéspedes una experiencia memorable al descubrir en sus claras y cálidas aguas la especial biodiversidad de la zona, tiburones de arrecife, tortugas marinas, mantarrayas, delfines, ballenas jorobadas, grandes cardúmenes de peces e incluso tiburones ballena.

Es considerada un área protegida y está rodeada de una de las zonas marinas protegidas más grandes del mundo. Este exclusivo resort todo incluido se enorgullece de su compromiso de proteger los preciados recursos naturales de la zona en cada elemento de la propiedad y en cada experiencia.

El Centro de Buceo PADI (Professional Association of Diving Instructors) de Islas Secas cuenta con instructores expertos, equipo de última generación y una gama completa de talleres y sesiones de prueba para ofrecer a sus huéspedes experiencias marinas de clase mundial y una conexión con la preservación del océano.

Los huéspedes de Islas Secas pueden disfrutar de una experiencia de buceo Discover Scuba para principiantes (dos horas, a partir de los 10 años), una certificación completa de buceo PADI, así como especializaciones y paquetes de buceo.

Islas Secas ofrece sitios para principiantes y buzos avanzados con la oportunidad de experimentar las tranquilas aguas de los arrecifes de coral de la costa, montes submarinos y pináculos de aguas profundas para bucear hasta 30 metros de profundidad.

“El segundo arrecife de coral más grande del Pacífico Este Tropical se puede encontrar tras un rápido paseo en bote por el Parque Nacional Coiba (un Área Marina Protegida designada por la UNESCO), es el hogar de más de 750 especies de criaturas marinas, desde mantarrayas gigantes y ballenas jorobadas hasta peces de arrecife”, comenta María Henríquez, instructora de buceo del resort.

El compromiso de Islas Secas con un ecosistema marino vibrante es muy firme. La Fundación Islas Secas, con financiamiento privado, apoya la investigación marina y la protección del hábitat en el Golfo de Chiriquí.

Dicho apoyo incluye el monitoreo a largo plazo de las ballenas jorobadas a cargo de Panacetacea; el uso del ADN ambiental para detectar la presencia de especies en peligro de extinción, como el pez sierra, a cargo del laboratorio Marino Mote, el cual busca impulsar planes de gestión informada; la defensa de los corredores de migración marina por MarViva, y la labor del Centro de Incidencia Ambiental para la aprobación y aplicación de la Ley de Corales de Panamá, ratificada en mayo de 2022, que brinda protección inmediata a los arrecifes de coral y especies relacionadas. La primera ley de su tipo en América Latina.

La Fundación Islas Secas también apoya la conservación de aves en Panamá, así como la educación ambiental en escuelas locales.

Compartir nota

MENÚ

PROYECTOS